Última Hora

Por qué los hombres se despiertan erectos y con ganas, según la ciencia

8 de Junio de 2017 | 5:16 pm | por Redacción
Por qué los hombres se despiertan erectos y con ganas, según la ciencia
Código 69
0

Aunque decimos ‘erecciones mañaneras’ estos repentinos accesos de júbilo de tus genitales son restos de lo que ha estado pasando toda la noche, si no tienes problemas de disfunción eréctil. Es lo que los médicos llaman tumescencia peneal nocturna (TPN) o ‘erecciones relacionadas con el sueño’, y no tiene que ver con tu cerebro, al menos no con el de la cabeza.

Sucede más a los adolescentes, porque está relacionado con el nivel de hormonas -sobre todo la testosterona pero también las prostaglandinas- y es un buen medidor para descubrir cuándo, en casos de disfunción, el motivo es fisiológico o psicológico, relacionado con el estrés o la ansiedad, por ejemplo.

El sistema para comprobarlo es un artilugio llamado Rigiscan, que los urólogos entregan al paciente, unas anillas que se ajustan en el pene y que van conectadas a una especie de pequeño ordenador portátil, así que no es necesario dormir en observación para salir de dudas.

La vejiga llena puede tener relación con las erecciones nocturnas, pero leve. Es sobre todo una cuestión de circulación

Los hombres considerados en la media sana tienen de una a cinco erecciones de este tipo durante el sueño, que duran entre 15 y 40 minutos. Es bueno que tu pene amanezca con ganas de marcha, no solo para sorprender a tu pareja con un regalo inesperado de vez en cuando. Ahora veremos por qué.

La sangre y la erección

Son dos palabras que no dan buena impresión juntas, pero la segunda necesita de la primera. En estas erecciones en mitad de la noche o recién levantado, el tamaño del miembro puede aumentar el doble o más, y ello se debe a la cantidad de sangre que afluye para llevar oxígeno a los tejidos del pene. Cuanto más relajado esté el chico, más fácil que suceda, porque es entonces cuando las arterias helicinas y los músculos de los cuerpos cavernosos permiten mejor el paso de la sangre.

Además de indicar que todo funciona como es debido con vistas a una buena vida sexual, si notas este fenómeno con frecuencia puede ser señal de que no tienes otros problemas como la apnea del sueño o la obesidad. El Instituto de Medicina Sexual informó en 2014 de que perder peso era básico para mejorar las erecciones. Otras cuestiones que afectan negativamente a la posición de firmes del pene son la hipertensión, los ronquidos y las dietas con exceso de grasa. Donde hay erección, hay alegría y también salud.

(iStock)
(iStock)

Si te despiertas con alguna imagen onírica en mente, es probable que sea la erección la que lo ha provocado y no al revés. De hecho, los niños tienen erecciones desde que son solo fetos en el vientre materno (en torno al séptimo mes) y se ha comprobado en ecografías, sobre todo cuando se chupan el dedo y, cuando nacen, al mamar. Así que está claro que no son necesarios pensamientos de tipo sexual.

Siempre resulta agradable, incluso para los niños, así que si la erección es tan repentina y clara que te despierta, no tienes nada de lo que preocuparte. Disfruta de uno de los pocos placeres gratuitos de la vida.

REM, ‘automatic for the people’

Este endurecimiento automático se produce especialmente en la fase REM (Rapid Eyes Movement), que no sucede una sola vez, como a veces se cree, sino varias, aun cuando creemos haber pasado toda la noche durmiendo de un tirón.

Algunos expertos, como Gloria Brame -sexóloga, autora del libro ‘Sexo para mayorcitos’ (‘Sex for Grown-Ups’) y colaboradora habitual de ‘Men’s Health‘- le dan, de alguna forma, un significado más psicológico. Creen que en los hombres hay un mecanismo cerebral químico durante las horas de vigilia que evita ‘venidas arriba’ en momentos socialmente inadecuados. Por la noche esta inhibición no opera y el mecanismo sigue su curso para compensar lo que hemos reprimido por el qué dirán.

Todos los hombres sanos, desde la adolescencia, tienen al menos una erección espontánea cada noche

¿Habías oído que eran ganas de orinar? También puede estar relacionado, aunque menos, con el “pensar por sí mismo” de esa parte del cuerpo. La noche supone pasar bastantes horas sin ir al baño, y la vejiga se llena más de lo normal. De todas formas, la sensación subjetiva engaña: las erecciones se dan aunque la vejiga esté vacía. Lo que pasa es que nos despertamos más a menudo cuando tenemos necesidad de orinar y, al ver el panorama, los hombres relacionan una cosa con la otra.

En todo caso, si tienes problemas para tener erecciones en situaciones sexuales pero te levantas con una alegre tienda de campaña totalmente involuntaria, son buenas noticias para tu salud. Probablemente los motivos no son graves y pueden solucionarse en poco tiempo, a menudo por sí solos. Como siempre, te recomendamos que consultes cualquier duda con tu médico. Pero mejor ve cuando estés despierto. El Confidencial